Diversidad de maderables – beneficio para el ambiente y el billetero

Parcela con la asociación de tres especies maderables: Pinus radiata, Eucalyptus globulus, Acacia dealbata

Parcela con la asociación de tres especies maderables:
Pinus radiata, Eucalyptus globulus, Acacia dealbata

Ananías Aleluya vive con su mujer y sus tres hijos en una casa modesta en Combuyo, una comunidad Quechua en el Valle de Cochabamba/Bolivia, situada en la ladera de la Cordillera del Tunari. Igual a los vecinos, Ananías y Catalina trabajan la tierra para producir sus alimentos y vender el excedente en el mercado. También tienen un par de bovinos, que significan sobre todo la seguridad financiera en algún momento de necesidad. Anteriormente, los bueyes también habían sido útiles para arar el suelo, pero hoy son remplazados por el tractor.

El forraje para el ganado es escaso. Si no hay rastrojos en las parcelas, los animales son echados al cerro, que pertenece a toda la comunidad. Ahí el ganado come lo que encuentra. No es nada más que unas hierbas secas, dejando la ladera sin vegetación y el suelo desnudo y compactado. Cuando cae la primera lluvia después de ocho meses de sequía, la capa fértil del suelo es arrastrada. En vez de infiltrar al suelo, en la pendiente la precipitación provoca el corrimiento de tierras y en el fondo del valle la crecida de los ríos. Disminuye el caudal de las vertientes y escasea el agua de riego. Esto se observa en toda la ladera del cerro Tunari.

¿Será que en toda la región pasa lo mismo?

Existe una excepción. Es el predio experimental de la agroforestería andina MOLLESNEJTA, donde son investigados diferentes asociaciones de especies bajo las condiciones de suelos degradados y el clima semiárido típico para esta región. El objetivo de los ensayos es encontrar prácticas accesibles para restaurar el suelo y adaptar la producción agrícola-forestal al cambio climático, que se hace notar con temperaturas más elevadas, mayor número de tempestades y semanas de sequía durante la estación lluviosa. Los resultados son difundidos por la red ECOSAF (Espacio COmpartido en Sistemas AgroForestales) para su aplicación por los productores interesados.

Enfocaremos una de las parcelas con maderables. En Bolivia toda madera vale. Escasea tanto la madera del Eucalipto (Eucalyptus globulus) para la construcción como la del Pino (Pinus radiata), que sirve para hacer muebles. La producción de madera en plantaciones degrada la tierra, como se evidencia en reforestaciones con puro Eucalipto, donde las raíces contaminan el suelo con exudaciones problemáticas. En las plantaciones de Pino el suelo es acidificado. Además, muchos monocultivos de Eucalipto se están secando por el ataque del taladro, un insecto chupador.

¿No hay alternativa?

Si, ¡existe! Son reforestaciones mixtas, combinando el Eucalipto con el Pino y la Acacia dealbata. Esta última es una especie oriunda de Australia, sumamente resistente a la sequía y con un desarrollo precoz. Tiene la fama de ser invasiva, lo que no pasa bajo las condiciones semiáridas en los valles andinos. En Bolivia, todavía es poco conocida como maderable. Los ensayos en MOLLESNEJTA demuestran que su fuste es más recto y tiene mayor resistencia a la pudrición que la madera del Eucalipto. Además es una especie leguminosa, quiere decir nitrifica el suelo, aumentando su fertilidad en vez de provocar su degradación.

La Acacia dealbata gana al Eucalipto y al Pino, tanto en la altura como en el diámetro del fuste. Al tallar el Pino queda un espacio donde hay que reforestar y el Eucalipto tiene unos tres brotes en el tronco madre. Mientras que después de la talla de una Acacia dealbata, ésta por su raigambre tiene unos 100 retoños hasta a 25 metros de distancia del tronco madre. Entonces, asociando las tres especies maderables Eucalipto, Pino y Acacia dealbata se puede producir tres variedades de madera, al mismo tiempo de mejorar la estructura y la fertilidad del suelo, además de ahorrarse la labor de reforestar. Habiéndose constatado las bondades de la Acacia dealbata en ensayos iniciados en 2001, en el predio Mollesnejta fueron instaladas en 2010 y 2012 dos parcelas asociando las tres especies: Pino, Eucalipto y Acacia dealbata.

Debido a las dificultades del manejo de ganado, Ananías está buscando una alternativa para lograr la seguridad económica para su familia. Analizando los precios para la madera y comparando el manejo del ganado con el trabajo de plantar árboles, parece ser más beneficiosa la producción de maderables. En la próxima reunión de la comunidad, Ananías presenta su propuesta de forestación en tierras comunes en la ladera. No olvida mencionar lo que le habían informado en la alcaldía sobre la ayuda en apoyar con arbolitos, porque el municipio reconoce el servicio ambiental de una reforestación de la ladera. Los compañeros y compañeras escuchan con mucha atención lo que plantea Ananías. Convencen las cifras presentadas, indicando la duplicación del precio de la madera en los últimos años. Aunque será un trabajo arduo reforestar la ladera, unos doce años después ya se podrán cosechar los primeros bolillos.

Desde la plantación entremezclada de las tres especies Pino, Eucalipto y Acacia dealbata en la ladera encima de la comunidad de Combuyo han pasado varios años. Aunque todavía están engordando los fustes de los maderables, ya se notan los beneficios del bosque. La vertiente ha aumentado su caudal y se mantiene durante la temporada de sequía, los vientos que soplan desde la cima de la cordillera son frenados, el clima es más templado y nunca más ningún alud ha arrasado las parcelas de cultivo en la ladera. En el bosque no solamente hay maderables, sino también se pueden cosechar hongos comestibles, las frutas de la Tuna (Opuntia ficus-indica) y plantas medicinales silvestres. La diversidad de especies asegura el control biológico de posibles plagas y siempre hay floración. Por esto Ananías ya está pensando en realizar su sueño de tener unas cajas con abejas.

Blogpost and picture submitted by Noemi Stadler-Kaulich (MOLLESNEJTA – Bolivia) – nstadlerkaulich(at)googlemail.com

The content, structure and grammar is at the discretion of the author only.


This post is published as entry #47 of our #Forests2015 blog competition. It is submitted in the “Open” category.

The first selection of the winners will be based on the number of comments, likes and views each entry gets.

As a reader, you can support this speaker’s entry:

  • Leave a comment on this project in the field at the bottom of this page
  • Support the post by clicking the “Like” button below
  • Spread this post via your social media channels, using the hashtag: #Forests2015

Have a look at the other blog competition entries too!

One thought on “Diversidad de maderables – beneficio para el ambiente y el billetero

  1. Interesante propuesta para reforestar en macizos, pero el ciclo de doce años me parece bastante largo sin otra actividad de ciclo corto… tal ves seria mejor combinar corredores macizos con actividades pecuarias de pastoreo caprino de leche, avicultura, y/o hacer actividad agro-forestal con frutales. Felicito a los promotores de esta iniciativa..y sugiero que evaluen especies tropicales de rápido crecimiento…con ciclos mas cortos de aprovechamiento.

    Like

Leave a comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s