Proyecto Integrado de Conservación y Reforestación en Cuencas en Deterioro – “Bosques Comunales”

victor pinzon

La deforestación y degradación de las cuencas hidrográficas es causada especialmente por la sobreexplotación y mal uso de los suelos, así como a la constante destrucción de la cobertura vegetal, este mal uso de los recursos naturales produce una baja rentabilidad en las actividades rurales y altos costos sociales.

Las causas de este aprovechamiento deficiente se basan en la diferencia entre la rentabilidad social y privada de la explotación de los recursos naturales, y a la carencia de una infraestructura física y social adecuada para la utilización racional de estos recursos por parte de las comunidades campesinas, quienes por sus condiciones económicas no están en posibilidad de vincularse a la conservación y fomento de los recursos naturales.

Por ello es necesario y conveniente el empleo de la actividad forestal en los proyectos de desarrollo integral de la comunidad, pues hay grandes beneficios económicos y aumento de la rentabilidad financiera en explotaciones realizadas por las comunidades campesinas de las zonas rurales. Los bosques comunales con respecto a su importancia contribuyen directamente a la solución de problemas del sector forestal y al mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades campesinas de bajos recursos.

Lo que se busca con este proyecto es incrementar la acción del Estado en aquellas áreas donde los mecanismos de mercado no producen los mejores resultados desde un punto de vista social. El proyecto está orientado a la solución de los problemas básicos de las comunidades rurales marginadas y del mal aprovechamiento de los recursos naturales.

Este proyecto fue el primer programa forestal que vinculo directamente a las comunidades y que creó incentivos económicos para la reforestación. Su principal estrategia de trabajo consiste en la necesidad de obtener un alto compromiso de las comunidades rurales. Las comunidades campesinas conformaban un negocio forestal en conjunto con el Estado a través de un contrato de asociación.

El Estado facilita los medios económicos y los recursos requeridos para la ejecución del proyecto de reforestación (plántulas, abonos, herramientas), para el mantenimiento y cosecha, y a prestar la asistencia técnica correspondiente. La comunidad, a su vez, se compromete a proveer las tierras de su propiedad para adelantar el proyecto, a desarrollar los trabajos exigidos por el proyecto de reforestación. A la comunidad se le paga por cada árbol plantado y por cada árbol que sobrevivía después del primer año de su siembra. El contratos se firma por un plazo de quince años y los ingresos por concepto de su explotación se repartían por partes iguales entre el Estado y la comunidad.

El proyecto está diseñado al establecimiento y mantenimiento de bosques protectores productores con el fin de proteger microcuencas localizadas principalmente en la región andina, las cuales presentan un alto grado de deforestación. El programa es predominantemente comunitario con fines ambientales, propósitos sociales y productivos, está orientado a la protección de suelos, cuencas hidrográficas, fauna y ambiente en general y a la producción de madera, leña, carbón postes para cerca y transmisión.

El programa reconoce la importancia de los factores socioeconómicos que generan la degradación de las cuencas hidrográficas e incorpora a las comunidades en el proceso de recuperación a través de actividades de reforestación comunitaria, por lo que aporta beneficios económicos a las comunidades de regiones donde no existe un gran desarrollo de las actividades productivas, en cuanto al aporte de soluciones parciales de liquidez y en el mejoramiento de las variables de bienestar como la vivienda, educación, alimentación y salud, a la vez desarrolla un alto grado de integración comunitaria.

El proyecto en un periodo de 11 años ha generado cerca de 82.000 jornales anuales, el número de jornales por ha/año es de 78, de los cuales 60 corresponden a las actividades de plantación y 18 a las actividades de mantenimiento. En este periodo cada familia ha recibido en promedio el valor de 24 jornales anuales

Con estas plantaciones algunas comunidades tienen proyectos de producción de pulpa para papel, briquetas de carbón, inmunización de estacones, aserríos, muebles rústicos, postes para minas de carbón y transferencia de energía.

Un total de 126 comunidades han participado en el programa mediante el cual se han sembrado aproximadamente 10 millones de árboles.

Blogpost and photo submitted by Víctor Manuel Gutiérrez Pinzón (Universidad ECCI, Colombia) – vgutierrezp(at)ecci.edu.co

The content, structure and grammar is at the discretion of the author only.


This post is published as entry #18 of our #Forests2015 blog competition. It is submitted in the “Open” category.

The first selection of the winners will be based on the number of comments, likes and views each entry gets.

As a reader, you can support this speaker’s entry:

  • Leave a comment on this project in the field at the bottom of this page
  • Support the post by clicking the “Like” button below
  • Spread this post via your social media channels, using the hashtag: #Forests2015

Have a look at the other blog competition entries too!

Leave a comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s